La ley antidumping es una medida de defensa comercial, dentro del ámbito de los trámites aduaneros. Es decir, es una prohibición al dumping, que es cuando un suministrador extranjero practica precios inferiores a los que aplica en su propio país

La investigación sobre posibles situaciones de dumping se inicia tras el requerimiento de la empresa afectada, y son las autoridades las que proceden a la investigación y quien dictamina finalmente si existe o no tal dumping.

El dumping tiene un objetivo discriminatorio sobre los precios, con la intención de dejar al productor que lo ejerce en una posición monopolística, con la expulsión de los productores locales o a los posibles competidores internacionales. Además, el dumping evita nuevas líneas empresariales que podrían aparecer sin la presión de éste.

Para la investigación de las medidas antidumping, los inspectores se basan en los siguientes parámetros para calcular los daños:

Margen de dumping: el margen de dumping se calcula como la diferencia entre ambos, es decir entre el precio de exportación y el valor normal.

Perjuicio causado: sólo se podrán adoptar medidas antidumping cuando las importaciones hayan causado un perjuicio importante al mercado.

Artículo creado con información de ibercondor.com.